Violencia Doméstica

“La violencia doméstica es un problema enorme en nuestra comunidad”

Entrevista a Vanessa Marroquin del East Los Angeles Women’s Center.

¿Cuál es su función en el Centro de Mujeres del Este de Los Ángeles?

Específicamente, mi responsabilidad es educar y certificar a los miembros de la comunidad para que se conviertan en representantes de la comunidad contra la violencia doméstica y el asalto sexual con certificación del estado de California. Así es como puede ser un representante y garantizar la confidencialidad de la víctima. Existe un código penal que otorga a un sobreviviente que tenga derecho a una persona de su elección y a que un defensor de cualquier centro de crisis por violación esté presente para cualquier otro examen o entrevista. En realidad, se trata de ese apoyo emocional que no necesariamente les dice qué hacer, sino el de hacerles saber cuáles son sus opciones y qué pueden hacer. Muchos de nuestros clientes no tienen estatus legal, por lo que esa es su principal preocupación, especialmente cuando tienen tarjetas de residencia o su pareja tiene una tarjeta de residencia. Se vuelve realmente complicado para ellos porque no quieren reportar, pero luego lo hacen. Así que esa es un área en la que tenemos informes insuficientes. Así que nuestra responsabilidad es simplemente hacerles saber sus opciones. Ya sea que se trate de opciones legales o simplemente decir que tenemos estos servicios para usted si no desea seguir la ruta legal. Cuidado personal, clases de terapia, recursos para padres, cualquier cosa para brindarles la educación que necesitan para comenzar a recuperar su empoderamiento e incluso simplemente practicar lo que es tener una relación segura que, con suerte, puede llegar a los niños y a otras generaciones.

¿Qué tan grande es el problema de la violencia doméstica en la comunidad de Boyle Heights / East Los Angeles?

Definitivamente es un gran problema dentro de esta comunidad, específicamente en Boyle Heights / East LA / El Sereno en toda esta área. Realmente se debe a la normalización de la violencia doméstica y la agresión sexual. Esta misma mañana recibí una llamada de una señora que ha estado en una relación durante tres años. Y ella dijo: «No sé qué hacer. Realmente pensé que esto era normal; ser golpeado o gritado es parte de una relación. Pero ahora se ha vuelto físico y eso no me parece bien «. Y reveló que creció en un hogar de violencia doméstica, por lo que es normal que las mujeres y los hombres simplemente lo tomen. No dices nada, lo mantienes en silencio. Entonces, lo que me he dado cuenta de muchas de las investigaciones que hacemos dentro de la comunidad es que simplemente no tienen un espacio seguro para hablar sobre la violencia doméstica. Cuando llaman a la policía, desafortunadamente la policía los rechaza o dicen «oh, es solo una pelea, supéralo» y es entonces cuando la violencia doméstica realmente comienza a circular y a normalizarse porque les estamos diciendo a los miembros de nuestra comunidad que fue solo una pelea, déjalo, veamos qué pasa al día siguiente.

¿Qué trabajo se está haciendo en la comunidad en materia de prevención, ayuda y contención?

Tenemos un grupo de promotoras que sale a la comunidad y crea conciencia sobre la violencia doméstica y la agresión sexual. Están ahí afuera y están haciendo correr la voz y simplemente plantando la semilla de lo que es una relación saludable. A través de su trabajo, reciben muchas revelaciones dentro de la comunidad, y cuando preguntamos si hay un informe, alrededor del 80% de ellos no reportan. Es solo un ciclo continuo de violencia doméstica y agresión sexual. En este momento, mis voluntarios responden específicamente a las llamadas de la línea directa y van al Centro Médico San Gabriel, Whittier PIH o LAC USC para brindar apoyo emocional y hacerles saber los recursos que están disponibles para ellos. Ya sea que se trate de Víctimas del Crimen, la Oficina de Víctimas, los servicios que tenemos aquí o los servicios legales dentro de la comunidad, les transmitimos eso y les hacemos saber lo que tenemos y generamos conciencia.

¿Cuál es el rango de edad promedio de las personas que buscan ayuda?

30 a 40. De lo que me he dado cuenta mientras respondo llamadas de línea directa y estoy sentado en reuniones y estamos hablando de nuestros clientes es que muchas personas comienzan a revelar su violencia doméstica y agresión sexual, si sucedió hace un año, hace diez años, o cuando era niño, durante los treinta es cuando realmente comienza a desarrollarse y comienzan a comprender «Pasé por eso, fui abusado», ya sea sexual, mental o físicamente, realmente comienza a surgir. Brindamos servicios específicamente para sobrevivientes de agresión sexual de 12 años o más. Para la violencia doméstica es de 13 años en adelante. Cualquier cosa a continuación que los referimos a VIP, que es el Programa de Intervención de Violencia. Es una fundación con LAC USC y están al otro lado de la calle.

Si una víctima está experimentando violencia doméstica y tiene hijos, ¿cómo se toma en consideración? ¿Hay alguna diferencia en cómo se maneja eso? ¿Se toman medidas para mantenerlos a salvo?

Realmente depende de la situación, por lo que si están llamando a la línea directa o incluso si son clientes existentes, siempre queremos saber si tienen hijos porque queremos hacer la planificación de seguridad adecuada y también hacerles saber cómo hacerlo. Ya sea «oigan niños , si papáme va a pegar, no se involucren» porque entonces algo le puede pasar al niño o dejarle saber sobre las zonas seguras para ellos, ya sea una escuela, un administrador o una familia, haciéndoles saber el plan de seguridad. Cualquiera que se encuentre en una situación de violencia doméstica, solo tratamos de ayudarlo a él y a quien sea que la tenga. A veces recibimos llamadas de personas que tienen hijos y tenemos un refugio. Tenemos espacio limitado para eso, pero nos aseguramos de tener espacio para algunas familias. No importa si están solos o con niños, solo se trata de asegurarse de que planifiquemos la seguridad de esa persona en particular.

¿Cómo es el proceso de seguimiento para cada persona que busca ayuda?

Cualquiera que esté sufriendo violencia doméstica, agresión sexual, tráfico humano puede entrar o llamar a nuestra línea directa. El primer paso es completar una hoja de datos con información muy básica. Realmente no tienen que revelar mucho si no quieren en cuanto al asalto o la violencia que está ocurriendo en el hogar Luego los referimos a nuestro especialista en datos que trabaja cercanamente con nuestro coordinador clínico y dentro de 5 a 7 días laborales el cliente ya ha sido asignado a un terapeuta, se le ha dado seguimiento con su terapeuta o asistente social asignado, y ya se ha programado una admisión para que pueda comenzar su proceso para recibir servicios.

De los casos que buscan ayuda, ¿cuántos terminan presentando una denuncia en la corte contra el abusador?

Los números son realmente muy bajos. Tenemos un especialista que va a los tribunales con los individuos, pero siempre existe esa duda del sobreviviente de “si sigo adelante con esto hay muchas más repercusiones que el bien que sale de ello”. Están siendo revictimizados. La forma en que los jueces hacen preguntas, la forma en que los abogados hacen preguntas, la forma en que son interrogados por el otro abogado. Están tratando de llegar a la raíz del problema, pero en realidad, lo que realmente está sucediendo es que los están revictimizando. Por lo tanto, muchos de los clientes prefieren simplemente no seguir adelante y esa es una de las razones del bajo nivel de reportes . Realmente depende. Tenemos algunas personas que están dispuestas a denunciar y otras, como algunas personas que llaman y dicen: «Absolutamente no, prefiero huir del estado y dejar todo lo que tengo que pasar por el sistema».

¿Existe algún otro problema que pueda surgir en un caso de violencia doméstica que otras personas realmente no conozcan?

Los reportes obligatorios. Muchos de nuestros sobrevivientes van a hospitales porque han sido agredidos sexualmente o experimentan violencia doméstica, o llaman a líneas directas que no son confidenciales. Entonces, lo que está sucediendo es que están llamando a estas líneas directas o van a hospitales o incluso a escuelas y todos en general son reporteros por mandato. Entonces, antes de escuchar la historia del sobreviviente, dicen «mi paciente acaba de revelar la violencia doméstica, tengo que reportarlo» y la mayoría de las veces estás poniendo a ese sobreviviente en peligro. Las personas son liberadas en 12 horas y terminan de regreso en casa. Es realmente complicado cuando intentan buscar apoyo o algún tipo de orientación y ni siquiera conocen nuestra línea directa confidencial. Los está poniendo en riesgo porque un reportero por mandato automáticamente piensa «violencia doméstica o agresión sexual, tengo que llamar a esto». Es por eso que nuestra línea directa es confidencial por esa misma razón. Para permitir a nuestros sobrevivientes ese espacio seguro de llamar y decir «esto es lo que está pasando, ¿qué hago al respecto?» en lugar de ir a un médico o enfermera y simplemente los están interrumpiendo. Ese es definitivamente uno de los problemas que veo y especialmente aquí donde hay muchas escuelas y hospitales y una clínica a la que todo el mundo va y todos estos son reporteros por mandato.

¿Cómo es el “día después” para una persona que busca ayuda?

Realmente depende. Creo que al día siguiente, para muchos de ellos es un alivio que alguien los haya escuchado y saber que hay servicios específicamente para lo que están pasando y saber que tienen la opción de cuidarse a sí mismos físicamente mentalmente, yemocionalmente, y proceda de la manera legal.

¿Existe un proceso de apoyo para que las personas recuperen y reconstruyan sus lazos sociales?

Sí, y ahí es cuando el centro realmente juega un papel importante porque tenemos la terapia uno a uno, tenemos los grupos de apoyo, y una vez que obtienen su grupo de apoyo, se convierten en una familia propia, y se convierte en esociclo de empoderamiento. Luego se convierten en promotoras o voluntarias. Me aseguro de decirles a mis defensores, aunque ustedes son miembros de la comunidad, son un sobreviviente que de alguna manera se han convertido en defensores, entonces, ¿quién mejor para saber exactamente por lo que está pasando la gente, que esa persona? Este centro es realmente un círculo completo. Vienen, ven los servicios, obtienen su empoderamiento y ahora son ellos los que brindan los servicios a alguien que está pasando por eso.

¿Son muchos los defensores y voluntarios sobrevivientes?

Son sobrevivientes y también clientes anteriores del centro, así que ese es prácticamente nuestro grupo. Realmente no tengo que reclutar porque es algo natural, pero ese es mi grupo de voluntarios. Los miembros de la comunidad, sus propios sobrevivientes, ya sea que hayan revelado o no, y la mayoría de ellos eran clientes del centro y ahora están listos para retribuir y poder conectarse con alguien y hacer que entiendan “Estoy aquí, lo entiendo estuve una vez en tu posición ”.

¿La pandemia agravó la situación de violencia doméstica?

Absolutamente 10 mil por ciento. Contesto la línea directa y desde marzo, cuando el bloqueo llegó casi al final, fueron llamadas sin parar. El encierro revictimizó a muchas de las sobrevivientes, aunque ya no estaban en la relación, las revictimizó porque el encierro les recordó su relación abusiva, que les dijeron qué hacer y qué no hacer. Las víctimas en sus hogares estaban siendo aisladas, así que debido a Covid, sus parejas abusivas decían «bueno, si vas a la casa de tu madre, la vas a enfermar», simplemente culpándolos. Así que definitivamente aumentó y la trata de personas aumentó en un 300 por ciento. Fue bastante malo. Nunca olvidaré mi primera llamada cuando todo estaba cerrado y en toque de queda. Esta señora llamó a la línea directa y su pareja lo vio como una forma de «Te tengo ahora, finalmente te tengo solo y aislado» Afortunadamente, salió el Proyecto Safe Haven con el condado y pudimos ubicarla en una hora.

¿Cómo lo maneja mentalmente para lidiar con todo esto?

No sé. Para ser completamente honesta, los primeros meses me dormía, pero eso no era saludable. Solo me aseguro de tener límites tanto como pueda. Los martes y jueves, que son mis días libres mi mejor amiga y yo vamos de excursión de 6 a.m. a 9 a.m. para poder estar lejos del teléfono y no pensar en eso y simplemente darme tiempo porque ese trauma indirecto realmente se activa. Es realmente difícil asimilar todo esto a veces porque pienso en cuántas otras personas hay y luego me entristece porque, a veces, no recibiremos una llamada en la línea directa y me emocionaré, pero luego creo que eso solo significa que una persona menos no se acercó para revelar lo que sucedió y luego no puedo conectarlos. Es una pelea. Es una lucha dentro de mí para mantenerme cuerda.

¿Cómo funciona su proceso de recomendación?

No tenemos referencias directas al exterior porque necesitamos que ese sobreviviente específico nos llame directamente. No podemos llamarlos porque no sé en qué tipo de peligro puedo ponerlos No quiero perder a un sobreviviente, pero realmente no podemos forzarlos a buscar ayuda.

Recomendados

Bienestar
Por qué deberías evitar la comida frita

Cuando se cocinan alimentos en aceite súper caliente, el plato se vuelve más grasoso. No significa que no debas comerlos en absoluto. Pero conocer el efecto es una buena forma de reducirlos de tu dieta.