Enfermedades Crónicas

Hemocromatosis: al ser una enfermedad silenciosa, son vitales los controles

Se trata de un exceso de hierro en el cuerpo. Es una enfermedad que suele ser silenciosa por eso son importantes los chequeos.

La hemocratosis es una enfermedad hereditaria, resulta en un exceso de hierro en el cuerpo que termina dañando el hígado, corazón y páncreas. Puede derivar en cirrósis, frecuencia cardíaca irregular y hasta cáncer.

Es una enfermedad que se hereda de ambos padres que afecta al metabolismo y provoca que se deposite demasiado hierro en el organismo.

Cómo detectarla: Los principales síntomas en la mediana edad se presentan de a poco. Pueden ser: diabetes, cansancio, insuficiencia cardíaca, dolor en las articulaciones, pérdida de memoria y del deseo sexual, impotencia, dolor abdominal y piel color bronce o gris.

La ventaja que tiene esta enfermedad a pesar de su comportamiento silencioso es que, como es hereditaria, si se sabe que alguno de los padres la padece o la ha padecido deben hacerse los chequeos correspondientes que se practiquen a través de pruebas de sangre, prueba genética y en algunos casos biopsia.

Cómo tratarla: El objetivo es reducir la cantidad de hierro en la sangre y se usa una aguja para drenar la sangre de una vena en el brazo.. Todo depende del caso. Y si la persona tiene cirrosis que es uno de los síntomas es importante que se revisen para cáncer de hígado realizando una ecografía cada seis meses.

También existe un medicamento para que el organismo deshaga del hierro por medio de la orina o las heces que se toma en pastillas o se inyecta.

Lo que se debe evitar:
Bebidas alcohólicas para proteger el hígado.
Suplementos de hierro ya que el organismo no necesita más sino menos.
Pescados y mariscos crudos.
Suplementos de Vitamina C porque incrementan la absorción de hierro.

Fuente: Funda Hígado América

Recomendados