Enfermedades Crónicas

El VPH es una de las principales infecciones en la comunidad LGBT, vacúnate para prevenirlo

Entre las principales infecciones de transmisión sexual puede encontrarse el virus de papiloma humano (VPH).

Aproximadamente 42,5 millones de estadounidenses están infectados con el VPH y hay más de 13 millones de nuevas infecciones al año. Más del 43 % de los adultos estadounidenses de 18 a 59 años están infectados con el VPH genital, con tasas más altas entre los hombres (45 %) que entre las mujeres (40 %).

El VPH genital se transmite por contacto de piel a piel. Su riesgo está presente, por tanto, en todas las personas LGBT que practican sexo.

La transmisión ocurre más fácilmente en presencia de piel irritada, como suele ocurrir con el sexo con penetración.

La mayoría de los adultos sanos nunca la desarrollarán. Sin embargo, para las personas con un funcionamiento deficiente del sistema inmunitario, la infección por VPH puede progresar rápidamente a displasia grave y cáncer.

Por esta razón, los hombres homosexuales o bisexuales con VIH tienen niveles más altos tanto de infección por VPH como de enfermedades relacionadas con el VPH que los hombres heterosexuales.

Para las mujeres, el l sexo oral y el comportamiento sexual que implique contacto entre los dedos y la vagina o entre los dedos y el ano (en particular cuando se comparten juguetes sexuales con penetración) también pueden ser fuentes de contagio de infecciones.

La mejor forma de estar sano es mantener relaciones sexuales más seguras.

Para protegerte de las infecciones de transmisión sexual:

Siempre hazte análisis y que tu pareja también se los haga para estar ambos seguros de no tener infecciones de transmisión sexual ya sea que tengas relaciones con un hombre y una mujer. Hay muchas personas que ni siquiera saben que padecen una enfermedad y a otras les cuesta mucho ser sinceras sobre sus relaciones y su salud.

Trata de mantener una relación monógama ya que estando con una pareja que no esté infectada, estarás más seguro de contraer cualquier enfermedad.

Intenta limitar la cantidad de alcohol y no consumas drogas ya que estando bajo su influencia serás más vulnerable ante los riesgos sexuales. Y en el caso extremo que uses drogas inyectables no compartas las agujas.

Vacúnate. Si no te han dado la vacuna en la niñez, está disponible hasta los 26 años y es posible que se requieran varias dosis.

Es muy importante la vacunación en los niños y adolescentes. Si tu hijo o hija tiene entre 9 y 12 años de edad, habla con su médico sobre la vacuna contra el VPH. La vacuna es segura, eficaz y duradera.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer no recomienda la vacunación en personas mayores de 26 años.

La vacuna contra el VPH puede ayudar a prevenir 6 tipos de cáncer más adelante en la vida:

Cáncer de cuello uterino, garganta, vagina, vulva y ano en las niñas.
Cáncer de garganta, pene, y ano en los niños.
También puede ayudar a prevenir las verrugas genitales.

Es segura y como todas las vacunas puede producir algunos efectos leves tales como fiebre, dolor de cabeza, así como dolor y enrojecimiento en el brazo donde se administró la inyección.

Durante años ha trascendido que esta vacuna debe aplicarse a las niñas. La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda de forma contundente la vacuna contra el VPH para niños y niñas. Al ser mayores, la vacuna puede ayudar a protegerles de la infección con los tipos más comunes del VPH que pueden causar cáncer. El VPH es tan común que casi todos llegan a tener contacto con éste en algún momento de la vida.

Algunas claves sobre el HPV:

Qué es el VPH

El VPH es la infección de transmisión sexual más común. Hay muchos tipos diferentes de VPH. Algunos tipos pueden causar problemas de salud, como verrugas genitales y cáncer.

Cómo se transmite

Se contagia teniendo relaciones vaginales, anales u orales con una persona infectada. También a través de la piel durante las relaciones sexuales. Muchas veces las personas no presentan síntomas.

¿Puede causar problemas de salud?

En el 90% de los casos desaparece por sí solo sin causar problemas de salud pero si no lo hace puede derivar en cáncer y verrugas genitales.

Fuentes: cancer.org
Fundación Huésped
Cancer Network
https://www.cdc.gov/

Recomendados